La movida musical en España en los 80 – X

Estándar

En la recta final casi de la movida grupos punteros sacan a relucir sus trabajos en discos. En 1984 Gabinete Caligari edita “Cuatro Rosas”, Alaska y Dinarama su álbum “Deseo carnal” y Radio Futura lanza “La ley del desierto, la ley del mar”.

Aunque la Movida Madrileña no desaparece de la noche a la mañana o como el que apaga un interruptor, 1985 es el año “oficial” en el que una vez establecida tiende a desintegrarse paulatinamente. En aquel año sacan albunes homónimos La Frontera y Esclarecidos, Los Coyotes sacan “Mujer y sentimiento”, Los Nikis “Marines a pleno sol” y Rosendo su Lp “Loco por incordiar”. Después de eso la música en España iniciaría otra aventura por otros derroteros. Atrás quedarían aquellos días de movida a la que muchos catalogarían como de época loca y destructiva pero también genial.

La Movida Madrileña en la distancia que da el tiempo.

¿Fue realmente para tanto la Movida madrileña? Es esta una pregunta interesante que no me atrevería a contestar especialmente por tener la certeza de que otros no opinaran como yo. Sin embargo existen ciertos elementos que coinciden en cualquier dirección en la que se enfoquen. Por ejemplo, los jóvenes de entonces tenían la necesidad imperiosa de tener su propia escena musical destacada y usaron aquella movida como referente.

La movida proporciono una apertura en la visión de muchos sectores españoles hacia colectivos como los de gays, lesbianas y transexuales. Hasta entonces cualquier actitud frívola era relacionada con gente sin inteligencia alguna e incluso tachadas de enfermos mentales. En este sentido la movida ayudo a abrir ese camino de libertad de expresión y elección. España quería avanzar hacia la modernidad que le permitiera un acercamiento mejor a toda Europa y aquel movimiento ayudo a que así fuera.

Aquí tienes el tercer programa en radio dedicado a la música en España durante los años 80:

http://www.ivoox.com/historia-del-rock-244_md_3558615_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Los comentarios están cerrados.