TODOROCK #118

Estándar

Festival de Altamont. Un antes y un después de las grandes citas con la música al aire libre.

Para Rolling Stone 1969 fue el año de las tragedias. Uno de sus fundadores Brian Jones se separa de la banda y luego fallece, Jagger tiene problemas con la justicia. Sin embargo no todo eran penalidades ya que  el grupo había realizado con éxito su gira por los Estados Unidos y querían celebrarlo con un concierto gratuito que sería grabado para una película. Nadie podía imaginar que en el Altamont Speedway Free Festival ocurriría algo inesperado durante la actuación de los Rolling.

El festival se celebro un día seis de diciembre del 69. Días antes de su celebración los habitantes de la zona se habían pronunciado en contra del acto. Esto provoco un gran clima de tensión entre los que se oponían y los miles de visitantes que acudían a la cita. Para remate del asunto aparecen los Hell Angels (Ángeles del infierno) para, según ellos, hacerse cargo de la seguridad en el festival. Ocurrió todo lo contrario, el ambiente se caldeaba por momentos. Se temía lo peor. Decenas de personas fueron detenidas por posesión de drogas, hubo dos accidentes de tráfico con dos muertes y esto antes de que comenzara el concierto. En lo referente a medidas de seguridad, Altamont dejaba mucho que desear. Ni siquiera usaron el espacio de separación entre el escenario y el público. Ante esto, la gente se agolpo justo frente al lugar de actuación.

Get Yer Ya-Ya’s Out!

El cartel anunciador estaba compuesto por los siguientes grupos: Jefferson Airplane, The Flying Burrito Brothers, Crosby, Stills, Nash and Young y Grateful Dead. Estos últimos finalmente y viendo tal desorden decidieron no actuar. Por su parte Jefferson debió terminar antes su intervención ya que uno de sus componentes, Marty Balin, fue agredido en el mismo escenario. Ya se habían producido varios disturbios entre los Hell Angels y los asistentes. Durante la actuación de los Flying Burrito y mientras estos interpretan el tema “Six days on the road” la banda de moteros pega con palos de billar a pie de escenario. Llevan puestas sus cazadoras con su escudo y se han hecho los dueños del lugar. Cualquiera que les provoque es duramente castigado. Pero lo más grave estaba aún por llegar. Y aunque fue una tragedia pudo haber sido aun peor ya que en aquel instante había miles de personas disfrutando del concierto. Si la violencia se hubiera impuesto quizás tendríamos que hablar de muchas más víctimas. Afortunadamente la cosa no tomo esa directriz.

Ocurrió muy deprisa, mientras Jagger cantaba el tema “Under my thumb” un joven de 18 años, muy cerca del escenario, saca un revolver, la gente asustada grita y se forma un tumulto. Otro joven, un miembro de los Hell Angels, se abalanza sobre él y lo apuñala. El momento es grabado por una de las cámaras que grababa el concierto. El joven muerto era Meredith Hunter y las escenas de la tragedia fueron incluidas luego en la película/documental “Gimme Shelter” de los hermanos Maysles y Charlotte Zwerin. En esta película aparecen además de The Rolling Stones, Ike and Tina Turner durante su actuación en el Madison Square Garden, Jefferson Airplane y Flying Burrito Brothers.

Por su parte la banda editaría su álbum “Get Yer Ya-Ya’s Out!” con momentos de este mismo concierto. Afortunadamente para los organizadores y para el Rock y su historia la cosa no fue a mayores. Si aquella multitud (Según las crónicas unas 300 mil) se hubiera enfurecido y enfrentado las consecuencias hubiesen sido catastróficas. Con aquella muerte Altamont se convirtió en un claro toque de advertencia para festivales venideros. Los siguientes encuentros multitudinarios ya no serian lo mismo. Sus organizadores y responsables tendrían muy en cuenta ciertos factores de seguridad y de infraestructuras. Altamont sería una referencia de como no se debían hacer las cosas.RS/TR/2014.

Puedes escuchar aquí el audio con el programa completo:

http://www.ivoox.com/historia-del-rock-118_md_3370223_1.mp3″ Ir a descargar

Los comentarios están cerrados.